Trucos y consejos para ahorrar energía

Cómo ahorrar energía eléctrica es uno de los temas que más preocupan a cualquier padre o madre de familia. Y es que en ocasiones la factura parece dispararse y no tenemos muy claro el por qué. Hay infinidad de trucos que puedes poner en práctica para controlar el gasto en electricidad, aunque lo más importante es dejar de lado malos hábitos que acaban costando mucho dinero a final de año. En este artículo vas a ver cómo podemos ahorrar energía de manera simple y efectiva. Empezarás viendo varias maneras de gastar menos en casa, después se analizará cómo reducir el gasto eléctrico en el trabajo y cómo adaptar tus hábitos energéticos en cada época del año. Y al final podrás ver un cálculo de todo el dinero que ahorrarás al cabo del año si sigues estas recomendaciones.
Trucos y consejos para ahorrar energía

Trucos para reducir el consumo eléctrico en casa

Con la cantidad de aparatos eléctricos que tienes en casa, siempre hay margen para pequeñas acciones que contribuyan al ahorro de energía. Comprar electrodomésticos de alta eficiencia energética y mantener la instalación eléctrica de tu casa en buen estado son dos maneras de comenzar.

El cuarto de baño: si te duchas en vez de bañarte, gastarás menos agua y menos electricidad para calentarla. Especialmente, si la ducha es corta. Los expertos indican que entre 7 y 10 minutos es más que suficiente.

Elegir las franjas horarias de tu tarifa en las que el kilowatio por hora es más barato para ducharte y bajar la temperatura del calentador a 40 grados son otras dos buenas medidas de ahorro energético para esta zona de tu casa.

La cocina: el congelador y la nevera consumen más cuando están abiertos. Intenta sacar lo que necesites de manera rápida y ciérralos pronto.

El horno y la vitrocerámica siguen calientes cuando los apagas. Puedes aprovecharte de esto para terminar de cocinar tus platos y ahorrar luz en casa al cocinar.

  • La sala de estar: su punto crítico son los electrodomésticos en standby. Recuerda que siguen consumiendo electricidad cuando están en este modo. Por lo que un buen truco para ahorrar en casa es apagar completamente, o incluso desenchufar, los aparatos que no estás utilizando. Y cuando salgas, ¡apaga la luz! Aunque tengas pensado volver un poco más tarde.
  • El jardín y la piscina: instala detectores de movimiento y de luz solar. De esta forma podrás encender y apagar las luces automáticamente sólo cuando sea necesario. Echa un vistazo a los que tenemos anunciados aquí y elige los que mejor se adapten a tu presupuesto.
  • ¿Cómo ahorrar energía en casa si usas calefacción o aire acondicionado?: lo más importante es no dejar estos sistemas encendidos si no hay nadie en casa. Puedes programarlos para que se activen unos pocos minutos antes de tu llegada.

Es muy importante aislar la casa correctamente para evitar que se escape el frío o el calor. Mantén puertas y ventanas cerradas, aísla sus bajos con burletes de espuma y utiliza cortinas.

ahorrar energia

Cómo ahorrar electricidad en la oficina

Si lo que quieres es reducir el consumo de energía en el trabajo, puedes echar un vistazo a las siguientes recomendaciones:

  • Cambia todas las bombillas por lámparas led: tienen mayor vida útil, que puede llegar hasta las 25.000 horas y consumen sobre un 90% menos que las normales.
  • Coloca sensores de movimiento en pasillos, cuartos de baño y zonas de descanso: es un aparato para ahorrar luz barato y útil. Al usarlo, la luz se apaga automáticamente si no hay nadie en la sala.
  • Apaga los equipos y maquinaria que no estén en uso: en algunas oficinas, los trabajadores tienden a dejar sus ordenadores encendidos para el día siguiente. Es una práctica que puede acabar costándote varios cientos de euros a final de mes si tienes una plantilla grande.
  • Evita mantener poco personal en salas grandes: cuanto mayor sea la oficina, más caro resulta iluminarla y mantenerla a una temperatura agradable. Si tienes varias salas grandes y hay pocos trabajadores en cada una, podrías juntarlos a todos en la misma para reducir el consumo eléctrico.
  • Aísla la oficina de manera correcta: asegúrate de que las puertas y ventanas se mantienen cerradas y utiliza cortinas. Así evitarás que se escape el calor o el frío generado por la calefacción o el aire acondicionado.
  • Sopesa la instalación de suelos radiantes: es el tipo de calefacción más eficiente y te permitirá reducir el consumo de electricidad en invierno hasta un 20%. En verano también puede usarse para refrescar el ambiente, cambiando el agua caliente de su circuito por agua fría.

Cómo ahorrar energía en cada estación

Tanto en invierno como en verano, se busca mantener la casa a una temperatura más agradable de la que hay en el exterior. Por lo que las medidas de ahorro energético en el hogar son parecidas en ambos períodos.

Lo principal es no malgastar energía. Te interesa calentar o enfriar la casa y evitar que la temperatura cambie. Para esto, es imprescindible que aísles tu hogar de forma apropiada. Lo más obvio es mantener puertas y ventanas cerradas. Aunque también es conveniente que uses vestimenta adecuada. Y que añadas o quites ropa antes de hacer cambios drásticos en la temperatura de la habitación en la que te encuentres.

Consejos para reducir el consumo de electricidad en verano: utiliza cortinas finas que no den calor y permitan aprovechar la luz del sol para iluminarte. Estas sirven como aislante para que el calor que toman los cristales no caliente tu casa.

También es conveniente cambiar la ropa de cama por otra más fina y eliminar las alfombras gruesas que puedan dar demasiado calor. Baja la temperatura del calentador de agua, porque es muy posible que no necesites 38º C para ducharte en esta estación.

Reducir el consumo medio de electricidad en invierno: baja las persianas para evitar que los cristales tomen frío del exterior y refrigeren tu casa. Y cambia las cortinas de verano por otras más largas y gruesas.

Puedes instalar termostatos independientes en diferentes partes de la casa para subir o bajar la temperatura sólo en las áreas que lo necesiten.

como ahorrar energia

¿Cuánto puedes llegar a ahorrar en tus facturas eléctricas?

Los pequeños trucos indicados arriba te permitirán reducir el consumo de electricidad por persona en casa o en el trabajo. Cuantos más consigas poner en práctica, más dinero ahorrarás. También es muy importante concienciar a los pequeños de la casa para que no desperdicien electricidad. En Internet podrás encontrar vídeos educativos que explican cómo ahorrar energía para niños.

En esta tabla puedes ver el ahorro mensual que podría alcanzar una familia que tenga una factura de la luz de 70 €.

Concepto% aproximado que supone en la facturaImporte% ahorro siguiendo los consejos relacionadosImporte mensual ahorrado
Iluminación4%2,80 €Hasta el 50%1,40 €
Calefacción y aire acondicionado23%16,10 €Hasta el 30%4,83 €
Electrodomésticos30%21 €Hasta el 20%4,20 €
Cocina10%7 €5-10 %0,7 €

El ahorro podría ser de 11,13 €, haciendo que la factura mensual pasase de 70 € a 58,87 €. Multiplicando el ahorro por 12, puedes tener una estimación del dinero que ahorrarían a final de año aproximadamente: 133,56 €.

Con unas medidas de ahorro energético consistentes gastarás mucho menos dinero en tu factura de la luz

En muchas ocasiones, el ahorro en la factura de la luz es cuestión de cambiar hábitos que resultan poco eficientes: prestar atención al tiempo que pasas en la ducha, no desperdiciar el calor generado con la calefacción, o apagar electrodomésticos en lugar de dejarlos en standby. Son pequeñas acciones que acaban sumando muchos kilowatios al final del año. Y permiten ahorrar energía tanto a una familia joven como a otras con varios miembros.

También es importante utilizar electrodomésticos que ayuden al ahorro de energía y revisar la instalación eléctrica para verificar que los enchufes y cableados están en perfecto estado.

Y recuerda concienciar a los más pequeños sobre lo importante que es ahorrar luz en casa, para que crezcan con hábitos energéticos saludables.